Make your own free website on Tripod.com

AV. BERMUDEZ CON CALLE CARABOBO, CENTRO EMPRESARIAL Y COMERCIAL "HITO"
PISO 6 OFICINA 6 - 6  y  6 - 7 LOS TEQUES ESTADO MIRANDA VENEZUELA
TELÉFONOS 0212 - 323.45.26  /  0412 - 323.45.26

guarderiamundofeliz@cantv.net

Noviembre

Principal Arriba

 
Atrás

 

 

Nota:

    Lo mensajes aquí publicados son enviados por correo electrónicos y no conocemos sus autores, si conoces su autor o quieres compartir un mensaje por favor envíalo a felixrichar@cantv.net para publicarlo o ponerle su autor.

 

Semana 1 del 01 al 10

**************************************************************************************

DE PADRE A HIJO


No sé en qué momento el tiempo pasó,
Ni a que hora mi hijo creció,
Solo sé que ahora es todo un hombre
y que en su vida no estoy yo.

Era muy joven cuando mi hijo nació.
Todavía recuerdo el momento en que llegó,
Pero mi trabajo, el día me ocupaba..y
no me daba cuenta que el tiempo pasaba…

No sé en qué momento aprendió a caminar,
Ni tampoco a que hora comenzó a estudiar,
No estuve presente cuando cambió sus dientes,
Solo me ocupé de pagar las cuentas…

Pedía que le consolara cuando se aporreaba, o
que le ayudara cuando su carro no caminaba,
Pero yo… estaba ocupado…debía trabajar…
y así….sus problemas no podía solucionar……..

Ya no hay juegos que arbitrar…..
Tampoco hay llantos que consolar
No hay que escuchar, peleas que arreglar
Ni rodillas que remendar………….

Ya no hay trabajo…ya no estoy atareado…
No tengo que hacer…me siento desolado…
Ahora soy yo quien quiere estar a su lado
Y es hoy mi hijo el que vive ocupado……

Un distante abismo me separa de mi hijo…
Poco nos vemos… no somos amigos….
Los años han volado, mi hijo se ha marchado..
Y una dolorosa ausencia me ha dejado…….

No sé en qué momento el tiempo pasó.
Ni a que horas mi hijo creció………
Ojalá pudiera volver a nacer………
Para estar a su lado y verlo crecer….
 

ANGEL MARULANDA

Semana 2 del 11 al 17

**************************************************************************************

LA SILLA

La hija de un hombre le pidió al sacerdote que fuera a su casa a hacer  una oración para su padre que estaba muy enfermo. Cuando el sacerdote  llego a la habitación el enfermo, encontró a este hombre en su cama con  la cabeza alzada por un par de almohadas. Había una silla al lado de su  cama, por lo que el sacerdote asumió que el hombre sabia que vendría a  verlo. "Supongo que me estaba esperando", le dijo. "No, ?quien es  usted?", dijo el hombre. "Soy el sacerdote que su hija llamo para que  orase con usted, cuando vi la silla vacía al lado de su cama supuse que  usted sabia que yo estaba viniendo a verlo" "Oh si, la silla", dijo el  hombre enfermo, "¿ Le importa cerrar la puerta?" El sacerdote sorprendido la cerro. "Nunca le he dicho esto a nadie, pero... toda mi vida la he pasado sin saber como orar. Cuando he estado en la iglesia he escuchado siempre al respecto de la oración, que se debe orar y los beneficios que trae, etc., pero siempre esto de las oraciones me entro por un oído y salio por el otro pues no tengo idea de como hacerlo.

 
Entonces hace mucho tiempo abandone por completo la oración. Esto ha sido así en mi hasta hace unos cuatro anos, cuando conversando con mi mejor amigo me dijo: "José, esto de la oración es simplemente tener una conversación con Jesús. Asi es como te sugiero que lo hagas... te sientas en una silla y colocas otra silla vacía en frente tuyo, luego con fe miras a Jesús sentado delante tuyo. No es algo alocado el hacerlo pues el nos dijo -Yo estaré siempre con ustedes. Por lo tanto, le hablas y lo escuchas, de la misma manera como lo estas haciendo conmigo ahora mismo"


"Es así que lo hice una vez y me gusto tanto que lo he seguido haciendo unas dos horas diarias desde entonces". "Siempre tengo mucho cuidado que no me vaya a ver mi hija pues me internaría de inmediato en la casa de los locos". El sacerdote sintió una gran emoción al escuchar esto y le dijo a José que era muy bueno lo que había estado haciendo y que no cesara de hacerlo, luego hizo una oración con el, le extendió una bendición, los santos oleos y se fue a su parroquia.

 

Dos días después, la hija de José llamo al sacerdote para decirle que su padre había fallecido. El sacerdote le pregunto: " ¿ Falleció en paz?".

"Si, cuando salí de la casa a eso de las dos de la tarde me llamo y fui a verlo a su cama, me dijo lo mucho que me quería y me dio un beso. Cuando regrese de hacer compras una hora mas tarde ya lo encontré  muerto. Pero hay algo extraño al respecto de su muerte, pues  aparentemente justo antes de morir se acerco a la silla que estaba al lado de su cama y recostó su cabeza en ella, pues así lo encontré.

¿Que cree usted que pueda significar esto?"

El sacerdote se seco las lagrimas de emoción y le respondió: "Ojala Que
todos nos pudiésemos ir de esa manera".

 

Semana 3 del 18 al 24

**************************************************************************************

El Amor y La Locura

 

Cuentan que una vez se reunieron en un lugar todos los sentimientos y
cualidades de los hombres.
 

Cuando el Aburrimiento había bostezado por tercera vez la Locura, como siempre tan loca, les propuso: "Vamos a jugar a las escondidas". La Intriga levantó la ceja intrigada y la Curiosidad, sin poder contenerse  preguntó: ¿a las escondidas? ¿y como se juega eso?. -¡Es un juego!- explicó la Locura -en el que yo me tapo la cara y comienzo a contar desde uno hasta un millón, mientras ustedes se esconden y cuando yo haya terminado de contar, al primero que encuentre ocupará mi lugar para continuar el juego.


El Entusiasmo bailó secundado por la Euforia, la Alegría dio tantos saltos que terminó por convencer a la Apatía, a la que nunca le interesaba nada. Pero no todos quisieron participar. La Verdad prefirió no esconderse, ¿para qué? Si al final siempre la hallaban y la Soberbia opinó que era un juego muy tonto (en el fondo lo que le molestaba era que la idea no hubiese sido de ella) y la Cobardía prefirió no arriesgarse...
 

Uno, dos, tres... comenzó a contar la Locura.
 

La primera en esconderse fue la Pereza, que como siempre se dejó caer en la primera piedra del camino. La Fe subió al cielo y la Envidia se escondió tras la sombra del Triunfo, que con su propio esfuerzo había logrado subir a la copa del árbol más alto.


La Generosidad casi no alcanzaba a esconderse, cada sitio que hallaba le parecía maravilloso para alguno de sus amigos; que si un lago cristalino, ideal para la Belleza; que si la hendija de un árbol, perfecto para la Timidez; que si el vuelo de una mariposa, lo mejor para la Voluptuosidad; que si una ráfaga de viento, magnifico para la Libertad. Así terminó por ocultarse en un rayito de sol.
 

El Egoísmo en cambio, encontró un sitio muy bueno desde el principio, cómodo, ventilado... pero sólo para él. La Mentira se escondió en el fondo de los océanos (mentira, en realidad se escondió tras el arco iris) y Pasión y el Deseo en el centro de los volcanes. El Olvido, se me olvidó donde se escondió, pero eso no es lo importante.
 

Cuando la Locura contaba 999.999, el Amor aún no había encontrado sitio para esconderse, pues todo se encontraba ocupado... hasta que divisó un rosal y enternecido decidió esconderse entre sus flores.
 

Un millón!!! Contó la Locura y comenzó a buscar.
La primera en aparecer fue la Pereza, sólo a tres pasos de una piedra. Después se escuchó la Fe discutiendo con Dios en el cielo sobre zoología y a la Pasión y el Deseo los sintió vibrar en los volcanes. En su descuido encontró a la Envidia y claro, pudo deducir donde estaba el Triunfo, el Egoísmo, no tuvo ni que buscarlo. El sólito salió disparado de su escondite, que había resultado ser un nido de avispas. De tanto caminar sintió sed y al acercarse al lago descubrió a la Belleza y con la Duda resultó más fácil todavía, pues la encontró sentada sobre una cerca sin decidirse aún de que lado esconderse.


Así fue encontrando a todos. El Talento entre la hierva fresca, a la Angustia en una oscura cueva, a la Mentira detrás del arco iris... (mentira, si ella estaba en el fondo de los océanos) y hasta el Olvido... que ya se le había olvidado que estaba jugando a las escondidas; pero sólo el Amor no apareció por ningún sitio.
 

La Locura buscó detrás de cada árbol, bajo cada arroyuelo del planeta, en la cima de las montañas y cuando estaba por darse por vencida divisó a un rosal y las rosas... y tomó una horquilla y comenzó a mover las ramas, cuando de pronto un doloroso grito se escuchó. Las espinas habían herido en los ojos  al Amor. La Locura no sabía que hacer para disculparse. Lloró, rogó, imploró, pidió perdón y hasta prometió ser Lazarillo.

Desde entonces, desde que por primera vez se jugó a las escondidas en la tierra....

El Amor es ciego y la Locura siempre lo acompaña de la mano.
 

Anonimo

 

Semana 4 del 25 al 30

**************************************************************************************

SUBASTA

Un hombre rico y su hijo tenían gran pasión por el arte. Tenían de todo en su colección; desde Picasso hasta Rafael. Muy a menudo, se sentaban juntos a admirar las grandes obras de arte. Desgraciadamente, el hijo fue a la guerra. Fue muy valiente y murió en la batalla mientras rescataba a otro soldado. El padre recibió la noticia y sufrió profundamente la muerte de su único hijo.

Un mes más tarde, justo antes de la Navidad, alguien tocó a la puerta. Un joven con un gran paquete en sus manos dijo al padre: "Señor, usted no me conoce, pero yo soy el soldado por quien su hijo dió la vida. El salvó  muchas vidas ese día, y me estaba llevando a un lugar seguro cuando una bala le atravesó el pecho, muriendo así instantáneamente. Él hablaba muy a menudo de usted y de su amor por el arte."

El muchacho extendió los brazos para entregar el paquete: "Yo sé que esto no  es mucho. Yo no soy un gran artista, pero creo que a su hijo le hubiera gustado que usted recibiera esto." El padre abrió el paquete. Era un retrato de su hijo, pintado por el joven soldado. El contempló con profunda admiración la manera en que el soldado había capturado la personalidad de su hijo en la pintura. El padre estaba tan atraído por la expresión de los ojos de su hijo que los suyos propios se arrasaron de lágrimas. Le agradeció al joven soldado y ofreció pagarle por el cuadro. "Oh no, Señor, yo nunca podría pagarle lo que su hijo hizo por mí. Es unregalo."

El padre colgó el retrato arriba de la repisa de su chimenea. Cada vez que
los visitantes e invitados llegaban a su casa, les mostraba el retrato de su hijo antes de mostrar su famosa galería.

El hombre murió unos meses más tarde y se anunció una subasta con todas  las pinturas que poseía. Mucha gente importante e influyente acudió con grandes expectativas de hacerse con un famoso cuadro de la colección.

Sobre la plataforma estaba el retrato del hijo. El subastador golpeó su mazo  para dar inicio a la subasta. "Empezaremos los remates con este retrato del hijo. ¿Quién ofrece por este retrato? Hubo un gran silencio.
 

-Entonces una voz del fondo de la habitación gritó: "¡Queremos ver las pinturas famosas!" "¡Olvídese de esa!". Sin embargo el subastador persistió: ¿Alguien ofrece algo por esta pintura? $100.00? $200.00?"
 

-Otra voz gritó con enojo: "¡No venimos por esa pintura! ¡Venimos por los Van Goghs, los Rembrandts. Vamos a las ofertas de verdad!" Pero aun así el subastador continuaba su labor: "El Hijo! El Hijo! ¿Quién se lleva El hijo?" -Finalmente, una voz se oyó desde muy atrás de la habitación: "¡Yo doy diez  dólares por la pintura!" Era el viejo jardinero del padre y del hijo. que mejor formar de recordar al niño que vio crecer. Siendo un hombre muy pobre, era lo único que podía ofrecer.
 

-"¡Tenemos $10! ¡¿Quién da $20?!", gritó el subastador. La multitud se estaba enojando mucho. No querían la pintura de El Hijo. Querían las que representaban una valiosa inversión para sus propias colecciones.


-El subastador golpeó por fin el mazo: "Va una, van dos, ¡VENDIDA por $10!"

 

-"Empecemos con la colección!", grito uno.
 

-El subastador soltó su mazo y dijo: "Lo siento mucho, damas y caballeros,
pero la subasta llegó a su final"
 

-"Pero, ¿qué de las pinturas?", dijeron los interesados.
 

-"Lo siento", contestó el subastador, "cuando me llamaron para conducir  esta subasta, se me dijo de un secreto estipulado en el testamento del  dueño. Yo no tenía permitido revelar esta estipulación hasta este preciso  momento.  Solamente la pintura de EL HIJO sería subastada. Aquel que la  comprara heredaría absolutamente todas las posesiones de este hombre, incluyendo las famosas pinturas. ¡El hombre que compró EL HIJO se queda con todo!"

Reflexión: Dios nos ha entregado a su Hijo, quien murió en una cruz hace  2,000 años. Así como el subastador, su mensaje hoy es: "EL HIJO, EL HIJO,  ¿QUIÉN SE LLEVA EL HIJO?" Quien ama al Hijo lo tiene todo.

Anonimo

 

Arriba ] Octubre ] [ Noviembre ]

SI TIENES ALGUN COMENTARIO O DESEAS AGREGAR ALGO A ESTA PAGINA ENVIA TU COMENTARIO A
FELIXRICHAR@CANTV.NET